No announcement available or all announcement expired.

RECOPILACIÓN MEMORIA HISTORICA DEL CBPA

4

Hoy estamos reunidos para celebrar el septuagésimo séptimo aniversario de nuestro Cuerpo de Bomberos…. Un día de primavera de 1936, más preciso un martes segundo día de la semana, dos compañías dirigidas por hombres preclaros y con visión de futuro, dejan sus diferencias para dar paso a una nueva entidad reguladora y rectora de los destinos de los bomberos en Puente Alto.

Mucho se puede decir de dichos hombres, pero deseo invitarlos a reconstruir en lo más profundo de nuestra memoria los hechos que acaecían en torno a la formación de nuestra institución:

Nuestro país vivía afectado por uno de los peores embates internacionales en la economía mundial… la gran crisis de 1929 que no solo trajo una fuerte crisis exportadora si no que además significó el cierre de múltiples empresas, provocando una cesantía que llegó a una cuarta parte de la población laboral del país (En aquel entonces aproximadamente 4,3 millones de  habitantes).

Los hechos sociales que reinaron en aquellos inciertos días, se prolongaron durante toda la década del 30:

  • 1931 La sublevación de la escuadra de la marina y abdicación del Presidente Carlos Ibáñez del Campo.
  • 1932 Derrocamiento del Presidente Juan Esteban Montero y una serie de juntas de gobiernos y golpes de estado.
  • 1934 Sublevación de los pueblos originarios en el Sur de Chile.
  • 1936 una pandemia de tifus que mata a más de 5.000 personas.

Es decir, nacimos como institución en una de las horas más álgidas y difíciles de nuestra Historia Patria. Las preguntas que surgen y nos convoca a reflexionar son:

¿Qué motivó a un conjunto de hombres a organizarse y trabajar en una empresa que no tiene ninguna retribución individual ni financiera para ellos?

¿Qué vieron nuestros fundadores para trabajar en una empresa de tal envergadura en el peor contexto social y económico de País?

Para iniciar el desarrollo de este predicamento, coincidiremos con un bombero de antaño don Enrique MacIver quien 48 años antes de nuestra fundación (1888) señaló que los Bomberos es un conglomerado de hombre libres, de notables aptitudes morales e intelectuales que entienden que no hay mayor gloria ni beneficio que servir a la comunidad de la cual uno es parte.

 La inspiración desde la Virtud, hace que un hombre de luz  propia asuma sin grandes discursos ni aspavientos  que la única forma de ser feliz es a través del ejercicio del libre albedrío y se vuelque en empresas como estas, que no tienen ningún beneficio a sus integrantes… por el contrario, deben pagar para ser parte de ella, deben arriesgar su vida en pos de otros, deben sacrificar tiempo precioso de su familia para capacitarse, estudiar y trabajar con sus cofrades, compañeros de principios.

 La felicidad de uno, como diría Aristóteles y entiende el hombre virtuoso, pasa necesariamente primero por la felicidad de la comunidad, de quienes me rodeo… pasa por hacer lo correcto.

 Por todo esto, nuestros fundadores, vieron que su mayor deber hacia su comunidad de entonces, era poder enfrentar las necesidades y urgencias que esta requiera. No hay lugar para las dudas, ni los tibios, ni espíritus cómodos… el ejemplo ya había sido dado en Valparaíso en 1851, Santiago 1863 y nuestro vecino más próximo: San Bernardo 1903.

Hoy podemos mirar a nuestro alrededor  y decir Gracias…… La semilla de nuestros fundadores no cayo en suelo inerte, Puente Alto tuvo, tiene y tendrá en sus Bomberos uno de los pilares de esta comuna………

 Gracias

Fuente : Fabian Richter Z. Inspector de Capacitación

Carpeta2

Subir